Miles de estadounidenses se separan del Partido Republicano.